Más pacífico: pacifiquísimo

Empezamos el día con un concierto didáctico en el Instituto Enmanuel Mongalo y Rubio. Con un auditorio abarrotado de preadolescentes y adolescentes, alumnado de secundario se inició el recital con el público un tanto estático, aunque esta actitud duró poco tiempo. A media Polka Jockey ya se percibían sonrisas y comentarios y la complicidad podría decirse que fue plena con la dirección de la orquesta por parte de algunos compañeros del centro.

Concierto en el Instituto

Concierto en el Instituto

Con la boda campesina y la selección de la pareja de novios se armó el delirio más tremendo de toda la gira por Nicaragua. Resultó imposible presentar la música. Solo se pudo dejar entrar a los novios y al cura mientras sonaba una improvisada Marcha Nupcial. El final fue aún más apoteósico. Al grito de “Beso, beso, beso” (que es como se dice aquí el “que se besen”) el novio le clavó un morreo a la novia de los de quitar el hipo, amigdalas y una buena parte del aparato respiratorio.

Boda campesina

Boda campesina

Hacía mucho calor haciéndonos recordar los conciertos-sauna de Bluefields. Iván y Fer a la percusión, en las piezas en las que no intervenían, se dedicaron a matar mosquitos con la maza del bombo.

Cerramos el concierto con la habitual de la Marcha Radetzki en la que participó todo el público asistente. Fue otro éxito más de la OCAS en Nicaragua.

Una vez en los hoteles, cogimos bañador y toalla para ir a la playa. Unos por un lado y otros por otro, acabamos en la misma: playa Mahagual / Playa Madera. Ambas están comunicadas. El baño, con unas olas ordenadas, diseñadas con tiralíneas, fue divertidísimo. Hacía mucho tiempo que no lo pasábamos tan bien en la playa. No sabemos si se divirtió más la OCAS con el Pacífico, o el Pacífico con la OCAS. Desde luego, el lugar era absolutamente paradisíaco.

Playa de Mahagual y Madera

Playa de Mahagual y Madera

Playa de Mahagual y Madera

Playa de Mahagual y Madera

Cuando más de la mitad de la orquesta dormitaba a la buena sombra encontrado, alguien se fijó en el horizonte y en las oscuras nubes que se acercaban rápidamente. “Nos da tiempo seguro a llegar al autobús, sin mojarnos”. Efectivamente, nos equivocamos, ya que comenzó a llover como si alguien allá arriba hubiera tirado de la cadena. Sinceramente, es imposible meterse en la cabeza que tantas toneladas de agua estén allá arriba en suspensión.

Algunos buscábamos atónitos dónde “co..” estaba el parque de bomberos de Managua que nos regaba, con la bomba de presión, como si quisiera dispersar una manifestación.

El resultado fue una chupa mítica. Quienes iban en el pick-up de Paola descubrieron cómo puede transformarse un vehículo en un jacuzzi con ruedas. Pumu descubrió sus dotes de serpa, buscando una ruta alternativa mochila sobre la cabeza. Mochila y Pumu acabaron más mojados que el resto.
Quienes íbamos corriendo por la playa pensamos fríamente “para qué vamos a correr hacia la tormenta”, así que con resignación, dejamos que los bomberos nos mojaran por dentro y por fuera, tapamos como pudimos las cámara de fotos y las carteras… Así que con esta, ya van tres “pingaures”.

Llegamos al hotel duchados, con el pelo liso, la ropa pegada y con un look de “Fiesta de la Camiseta Mojada Nicaragua 2010”. Pusimos la ropa del concierto y nos fuimos a “El Timón”, un restaurante que organiza veladas culturales todos los jueves. La actuación de la OCAS fue tras la actuación de “Nicaragua mía” un grupo de baile tradicional que nos deleitó con diversas danzas nicaragüenses, entre las que estaba el “Flor de mi colina” que tan bien conocimos en Jinotega (ver días anteriores).

Concierto en el Timón

Concierto en el Timón

Tras el concierto, degustamos una maravillosa cena cortesía de la casa. Como casi siempre, después de cenar, hubo quien marchó directamente para la cama, mientras otra parte descubría algún chiringuito de la noche sanjuaneña.

Hay que decir que la percepción de la hora aquí responde a la ley de la relatividad de Einstein :). Cuando son las 10 de la noche, aquí parecen las 2 o las 3 de la madrugada, por lo menos. Oscurece a las 6 y los gallos empiezan a cantar a eso de las 2. Muy bonitos los gallos

Álbum de fotos 5 de agosto de 2010

Anuncios

2 Respuestas a “Más pacífico: pacifiquísimo

  1. Jorghe Dos Santos

    Estamos felices de haberles encontrado en nicaragua, fue como la chispa que necesitamos para seguir cooperando acá. Saludos!!! Espero verlos en España.

  2. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s