Archivo mensual: julio 2011

Día 4: Primer concierto de la OCAS Jazz Ensemble

Concierto OCAS Jazz EnsembleAl igual que los días anteriores iniciamos la mañana con el ensayo en la terraza del hotel, afortunadamente la niebla (parecidísima a la de Gijón) nos permitía estar allí con una temperatura agradable y sin achicharrarnos por el sol.

Mientras tanto se iban ultimando las gestiones para realizar los conciertos en lo que denominamos los pueblos: Tiznit, Massa, Essaouira, Tafraout, Tasguedet y Biougra. Mohamed, de la oficina de Desarrollo Local contactó con diferentes asociaciones locales interesadas en nuestro proyecto Vínculos. Con ayuda de Driss y de una persona de la Municipalidad de Agadir conseguimos contratar con una empresa de autobuses para los trayectos a estas localidades más o menos próximas a Agadir.

Tras el ensayo la mayoría fuimos a comer a los alrededores del zoco, en unos restaurantes de comida rápida marroquí por la que pagamos menos de 3 euros por persona. Tras la comida una buena parte de la OCAS fue a dar un chapuzón a la playa, kilométrica.

A media tarde le tocó el turno del ensayo a la OCAS Jazz Ensemble, a la que se fueron uniendo diferentes miembros de la orquesta, incrementando, además el repertorio. A eso de las 10 de la noche empezó el concierto en el hotel, con un ambiente muy agradable y con bastante afluencia de público.

Tras el éxito del concierto, salimos a tomar algo a un local muy próximo al hotel. Aunque no había ambiente la OCAS lo puso en un momento.

Álbum de fotos Día 4: Agadir, 30 de julio de 2011

Día 3: Seguimos en Agadir

De visita en las salas de conciertoMientras la OCAS iniciaba el ensayo en el Hotel, una pequeña parte del grupo, con Manuel a la cabeza y acompañados de Driss El Maloumi visitaban los diferentes lugares en los que se darían los conciertos en los siguientes días, en Agadir: el centro cultural de Anza, el centro de reinserción de la infancia y el centro cultural próximo al zoco. Todos ellos cumplían, con creces las condiciones necesarias para ofrecer los conciertos.

El ensayo se extendió toda la mañana, tras el cual fuimos a comer en su mayoría en las cercanías del zoco, a unos restaurantes populares a base de tajine, couscous, panini, schwarma y otras comidas con más o menos sabor marroquí.

Tras la comida pudimos disfrutar de la tarde que se aprovechó para disfrutar de la playa (sin sol), la piscina, conocer la ciudad.

A las 9 de la noche, un autobús de la entidad organizadora de los conciertos, el Centro Cultural de Agadir nos recogía en el hotel para ir a un espectáculo de música tradicional marroquí en el que vimos a un par de grupos folclóricos que nos deleitaron con sus danzas bereberes. También actuó un humorista que debió contar unos chistes muy buenos, de los cuales, evidentemente no nos enteramos.

Tras la actuación buscamos un sitio para cenar en los alrededores del paseo marítimo y después regresamos a la tranquilidad del hotel.

Álbum de fotos Día 3, 29 de julio de 2011

Día 2: Agadir, empiezan los ensayos

EnsayandoEmpezamos el día desayunando en el restaurante del hotel con un rico desayuno a base de trozos de naranja exquisita, variedad de bollería, panes y una especie de frisuelos de varias capas que coloquialmente llamamos “churros”, por tener un sabor que los recuerda.

Tras el desayuno hicimos un asamblea para decidir el plan a seguir en el día. Lo primero fue el ensayo, en una sala ubicada en la terraza del hotel, en un quinto piso sin ascensor con un montón de escaleras, pero con unas vistas espectaculares de la ciudad de Agadir.

A mitad del ensayo nos trajeron un riquísimo té acompañado de unas pastas muy sabrosas. El tiempo aquí es casi el que dejamos en Asturias: nublado, aunque sin llover y con una temperatura agradable.

También por la mañana conocimos a Mohamed, nuestro contacto con las asociaciones de los alrededores de Agadir con quien iniciamos la propuesta de calendario de conciertos.

Después bajamos a comer a un restaurante cerca del hotel y luego cada cual hizo lo que más le apeteció: dar un paseo por la playa, la piscina, una siesta…

A eso de las 7 de la tarde empezó el primer ensayo de la OCAS Jazz Ensemble con Sanpe, Raúl, Fer, René, Andrea, Román, Carmen, Sara, Iván y Pumu en donde se empezó a definir el repertorio de esta agrupación.

Fuimos a cenar al puerto a base de pescados y mariscos. La cena fue copiosa como lo que pagamos por ella. Aprendimos con ella que antes de nada hay que cerrar el precio si después no queremos sorpresas.

Álbum de fotos 28 de julio de 2011

Día 1: Llegamos a Agadir

A la espera en BarajasEl viaje fue casi según lo previsto.

A eso de las 2 de la madrugada del 27 de julio hacíamos la última recogida de gente en la Gasolinera de Villallana. Fuimos realmente cómodos y pudimos echar más de una cabezadita porque había asientos libres para aburrir. Hicimos una parada a la altura de Tordesillas (hubo quien no se enteró) y llegábamos a Barajas a eso de las 7 de la mañana. Afortunadamente los mostradores de facturación estaban vacíos, aunque la OCAS se encargó de montar una cola considerable. Al final tuvimos que pagar de más por el equipaje, aunque no era eso lo que nos habían comentado por teléfono. Causó especial interés arqueológico el sarcófago de descomunales dimensiones que portaba René con el contrabajo dentro.

El vuelo salió con retraso a eso de las 10.30 de la mañana y llegábamos a Marrakech dos horas más tarde. La recogida del equipaje funcionó a la perfección gracias al DTLE: Dispositivo textil de localización de equipajes (patente está en curso). Este dispositivo de localización de última tecnología consta de una única pieza, lo que abarata su fabricación en serie. Se trata de una tira de tela de sábana, preferiblemente bien usada y con una estampación lo más singular y llamativa posible. En este caso se seleccionó una pieza ampliamente decorada con rayas verdes y blanca que recuerda a un código de barras. La eficacia de DTLE se ha testado en Vínculos 2010 en Nicaragua y de hecho, algún miembro de la OCAS portaba una versión anterior el mismo. El departamento de I+D está trabajando en las mejoras.

Una vez amontonado todo el equipaje tuvimos que esperar por el bus un buen rato que aprovechamos para cambiar los primeros Dirhams (a 11.103 el euro).

El viaje a Agadir fue más o menos de 3 horas. Tuvimos que hacer una parada a medio camino para acallar el triperío sinconizado de los 24 estómagos famélicos de la primera expedición de la OCAS. Nos sirvieron muy rápido y bien y se puede decir que nos prestó como si lleváramos una semana comer.

Encontramos por fin el Royal Hotel (no fue fácil ya que hay cuatro con el mismo nombre en Agadir) y fue visto y no el reparto de habitaciones y en menos que canta un gallo estábamos pegándonos un baño en la piscina del hotel, con un agua muy fresquita.

Después del reparador baño decidimos bajar hasta la playa a ver la puesta de sol y a buscar uno de los chiringuitos en los que nos recomendaron cenar pescado. Tuvimos que hacer una buena caminata para llegar a la zona de restaurantes, dirección al Piles y la Lloca (si estuviéramos en Gijón). Cenamos en dos restaurantes ya que cada cual decidió la carta que más le gustaba: tiburón, raya, mero, camello, san pedro, tallín de pollo, tallín de cordero y humus. Increíblemente pasamos frío.

Después de la cena intentamos buscar un lugar para tomar un té y fumar sisha (o cachimba), pero una parte del grupo no resistió el intento y volvió al hotel. El otro grupo acabó en “Festival” un lugar a la ultimísima moda del año 1973: cortinas coloradas, tercipelos, butacones de “escai”, esferas de trozos de espejos, luces rojas escasa y un vocalista cantando en directo.

Y eso por todo (que fue bastante).

Álbum de fotos: Día 1: Asturias-Madrid-Marrakech-Agadir

Con las maletas casi hechas

En menos de 24 horas estaremos en el autobús rumbo a Madrid y es que ahora sí que no nos queda nada para que dé comienzo “Vínculos 2011 con Marruecos”. Confiamos en que al menos todo salga tan bien, como en las ediciones anteriores.

El programa, de momento es provisional, así que iremos comentando paso a paso las diferentes actividades que llevaremos a cabo: conciertos, clases, ensayos…

De momento en la madrugada del día 27 empezaremos el viaje y embarcaremos hacia Marrakech por la mañana. Una vez allí un autobús nos llevará a Agadir ciudad en la que tendremos una estancia de varios días.

Confiamos en que haya conexión a internet para informaros de todo lo que va sucediendo.

Allá vamossssssss.

Empieza la cuenta atrás: Vínculos 2011 Marruecos

2011 vinculos

Estamos ya en el tiempo de descuento para poner rumbo a Marruecos con nuestro proyecto Vínculos 2011. El próximo martes por la noche un autobús nos llevará a Barajas y el día 27 llegaremos a Agadir en avión, esperando no tener mayor problema con el equipaje.

Pero aquí aún queda mucho por hacer, así que únicamente queremos dar el pistoletazo de salida a Vínculos 2011 y esperamos que, al igual que el año pasado, os hagamos pasar unos buenos momentos contando las peripecias de nuestro viaje, los conciertos, la gente, las aventuras y demás historias.

Para comenzar, os trasladamos aquí el artículo publicado en La Nueva España de hoy, escribo por nuestra amiga Carolina.

La Orquesta de Siero ofrecerá en Marruecos una veintena de conciertos

La OCAS y la Fundación Seur llevan a cabo una campaña de recogida de instrumentos para trasladar al reino alauí

Oviedo, Carolina G. MENÉNDEZ

Dos años después de su primera visita a Marruecos, la Orquesta de Cámara de Siero (OCAS) regresa al país alauí para desarrollar, al igual que en 2009, el programa «Vínculos», un proyecto musical de voluntariado y cooperación cultural y educativa. En esta ocasión, la formación musical emprende rumbo hacia Marrakech y Agadir, ciudad costera donde permanecerá la mayor parte de su estancia en el vecino país.

Durante tres semanas y a partir del miércoles, la formación que dirige Manuel Paz desde su fundación tiene previsto ofrecer cerca de una veintena de conciertos entre didácticos y convencionales. Los primeros tendrán como escenario escuelas, hospitales y pequeños núcleos rurales, a los que raramente acude una orquesta. El objetivo es acercar la música clásica a los sectores más desfavorecidos de la sociedad, sobre todo a los niños y jóvenes.

Además de estas actuaciones, los miembros de la agrupación tienen previsto impartir, de forma altruista, clases de instrumento a estudiantes de conservatorios y escuelas de música. Ésta es una práctica habitual en el proyecto «Vínculos», que inició su andadura en 2007 en Bolivia y Brasil y que en años sucesivos llevó a la OCAS a Honduras, Guatemala, Nicaragua y el propio Marruecos.

Uno de los platos fuertes de la estancia de la formación en el reino marroquí será la actuación conjunta del grupo sierense y el laudista Driss El Maloumi. Para ello, el compositor asturiano Javier Blanco ha orquestado algunas de las obras del músico árabe, piezas que podrán escucharse en el teatro Real de Marrakech, entre otras salas. El coliseo es un monumental edificio construido en 1978 por el arquitecto Charles Boccara para acoger los eventos artísticos de relevancia que se celebren en la ciudad. En él han actuado hasta la fechas algunas de las mejores orquestas del mundo.

Y antes de cerrar la maleta, entre el equipaje personal y profesional, la orquesta de cámara incluirá los instrumentos y demás material musical donado por ciudadanos anónimos en la campaña solidaria emprendida por la propia OCAS y la Fundación Seur. Esta institución, una vez que recibe las donaciones en cualquier oficina nacional de la empresa de paquetería, se encarga de agruparlas y trasladarlas a Asturias, desde donde viajarán a Marruecos. Ya en el país, la agrupación asturiana entregará el material recaudado entre los estudiantes de música más necesitados.