Día 15, Tafraout, 10 de agosto. El día más duro

Si hay que elegir uno de los días más duros de todo Vínculos 2011 nos quedamos con el día 15, cuando fuimos a Tafraout. Los percances se sucedieron uno a uno y todo quedó en nada, aunque nadie de la orquesta olvidará este lugar adentrado en plena cordillera del Atlas.

Rumbo a Tafraout

De antemano sabíamos que Tafraout no estaba cerca de Agadir, así que tocaba armarse de valor para aguantar varias horas de autobús sin apenas sol, pero con un calor absolutamente increíble. El paisaje sin duda era una maravilla: montañas con formas peculiares, kasbas encaramadas sobre una colina, rocas con formas extrañas y unas curvas que ni las del Padrún.

Rumbo a Tafraout

Cuesta arriba, cuesta abajo, cuesta arriba, cuesta arriba, cuesta abajo… El aire acondicionado del bus no daba para tanto y para colmo de males el olor a quemado empezó a inundar el autobús. Fue un mal momento para más de una persona en el viaje que aún así quería tirarse en marcha del autobús 😉

Aquello no fue más que una pura anécdota que recordamos con humor. Por fin llegamos a Tafraout con un calor infernal. No había prácticamente nadie por la calle. Fuimos a guardar los instrumentos al lugar del concierto para mantenerlos en un lugar con una temperatura adecuada y al subir al autobús para regresar a Tafraout, pero el bus que ni para atrás. No arrancaba y punto, así que tocó empujarle como se pudo hasta que por fin llegamos de nuevo a la ciudad fantasma en la que hacía un calor que superaba los 45 grados.

Tafraout

Por cierto, era Ramadán y no encontramos ni un solo lugar que nos diera de comer, así que volvimos a la estrategia del supermercado, panadería y un café en el que amablemente nos sirvieron bebida y en el que pudimos descansar bastante frescos y llenar el estómago.

Tras la comida nos fuimos a visitar la parte antigua de Tafraout, en la que había una montaña al más puro estilo Picapiedra y a la que intentaron encaramarse más de un miembro de la OCAS.

Tafraout

Tafraout

La espera hasta el concierto volvimos a hacerla en el café en el que amablemente nos dejaron utilizar una manguera con agua que nos sentó como un baño en la mejor playa del mundo ¡¡¡¡Qué calor!!!

Con 30.000 grados (bueno, alguno menos) y toda la humedad del mundo, veíamos cómo se avecinaba la tormenta: un rayo, algún que otro trueno, una ráfaga de viento y arena…

Cuando estaba a punto de iniciar el concierto, fue cuando se levantó una verdadera ventolera acompañada de agua que hizo volar varios metros los pentagramas de “La danza de la Vida breve”, “el concierto de cacharros de cocina”, “la máquina de escribir”. Además, llovía, así que hubo que cambiar de sitio y encomendarse a quien fuera para que no calara la lona…

Concierto en Tafraout

Al final no pasó nada y acabó el concierto de nuevo con un gran éxito y recogiendo los aplausos de un público muy entusiasmado con la música de la OCAS.

Concierto en Tafraout

Ahí no acababa el día, faltaba la vuelta tortuosa a Agadir. Eran las 4 de la madrugada cuando por fin llegábamos al hotel exhaustos por todo lo sucedido a lo largo del día que podemos considerar fue el más duro de toda la gira.

Álbum de fotos día 15: Tafraout, 10 de agosto de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s