Día 6º: 23 de febrero en Quito

En Quito … 

Hay que levantarse temprano, tenemos concierto en el teatro de la Fundación Mundo Juvenil. Antes tenemos que pasar por el conservatorio para recoger un bombo, unos platos y atriles que nos van a prestar “si es posible”. El Rector del Centro Raúl Ernesto Escobar Guevara nos recibe amablemente en su despacho. Gracias a las gestiones de la Fundación Sepla-Ayuda, conseguimos que nos prestaran unos platos de batería y un bombo de música tradicional, con los que tendremos que apañarnos además de los atriles que tanto necesitamos.

A la búsqueda de instrumentos

Llegamos a la Fundación donde pudimos ver los primeros colibríes, aves emblemáticas de Ecuador. El concierto se desarrollo como es usual con los niños de los colegios, en un principio piensan que se van a aburrir con esta “música clásica” hasta que se sorprenden a sí mismos participando e incluso como ocurrió en este caso, en el que el concierto terminó con toda la sala en pie y bailando.

En el primer concierto de Quito

 Tenemos que aprovechar el tiempo al máximo, así que con un bocadillo despachamos la comida y el grupo se dividió en dos. Los primeros subieron a una montaña “El panecillo” desde la que contemplaron una espectacular vista, aunque su primera intención era subir al teleférico que se encontraba ya cerrado. Las cabinas ascienden la escarpada ladera del volcán Pichincha a 4,794 metros y desde el que se pueden contemplar hasta catorce volcanes y parte de la cordillera andina, esos sí, en los escasos días sin nubes.

El segundo grupo se encaminó al centro de la ciudad empezando por la basílica, recorriendo las escarpadas calles que, a los 3000 metros de altura a los que nos encontramos, se hacen durísimas.

Empinadas calles de Quito

Quito es una preciosa ciudad con el centro histórico mayor y mejor conservado de Latinoamérica. Callejeamos por el centro hasta la Iglesia de la Compañía de Jesús en la que realizaremos un concierto. Esta iglesia se comenzó a construir en 1605 terminándose 160 años después. Nos recibió Diego Santander el Director ejecutivo de la Fundación de la Iglesia de la Compañía de Jesús, quien nos enseñó los carteles que anunciarían el concierto y después nos acompaño a la iglesia.

Los carteles de la OCAS en Quito

Todos quedamos impresionados ante el esplendor de esta construcción totalmente recubierta de oro, los trabajos de pintura, escultura y el sobrecogedor ambiente que se respira. En esta iglesia se conserva una de las tres vihuelas que existen y que pertenecía a Santa Mariana de la Cruz, primera santa ecuatoriana.

Interior de la iglesia

Anochecía y recorríamos el centro de Quito, con su arquitectura colonial lleno de historia como en el “murcielagario” en el barrio de “La Ronda”, un burdel clandestino frecuentado por poetas y bohemios de Quito, quienes hicieron de esta calle su centro de expresión artística y de resistencia al Imperio Español, hoy en día un Restaurante en el que probamos el exquisito chocolate con queso.

Una increíble vida en las calles con música en directo en cada taberna, pasacalles y actividades culturales de las que a las diez de la noche no queda ni rastro. Pasamos por la casa-museo de Sucre, hacia una plaza despejada y vigilada por la policía en la que tomar los taxis para nuestro regreso al hotel.

Anochece en Quito

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s