Día 8º: 25 de febrero en Quito

En la Selva …

Una vez organizado el concierto para mañana Domingo 26 en la Iglesia de la Compañía de Jesús, hoy nos tomamos el día libre. Hemos decidido alquilar un transporte que nos lleve a Mindo.

El furgón nos sacó de Quito y comenzamos a ver un paisaje más seco y agreste pasando por la Ciudad de La Mitad del Mundo (la más pequeña de Ecuador). Es un icono geográfico y cultural que, junto a las islas Galápagos, se ha convertido en uno de los lugares turísticos infaltables en las agendas de los turistas extranjeros y nacionales.

El Ecuador es un país privilegiado pues, el punto 0º 0’ 0’’  pasa por nuestro territorio en el sector de San Antonio de Pichincha, aquí nace la Ciudad Turística Mitad del Mundo, en donde se erige el monumento que representa al centro de la tierra. La ruta asciende y la vegetación se va “cerrando” hasta que culminamos una cima y comenzó el descenso hacia Mindo, enclavado en la selva.

Mitad Del Mundo, Ecuador

Este pequeño pueblo que está localizado apenas a dos horas y media de Quito, es una de las principales atracciones del turismo ecológico para los amantes de naturaleza que quieren observar algunos bosques occidentales del Ecuador. Mindo tiene aproximadamente 2.500 habitantes que se dedican principalmente a la agricultura, cría de ganado y turismo. Este discreto y muy tranquilo lugar, está ubicado en un valle, rodeado de 19.000 hectáreas protegidas de bosque primario y secundario. En sus alrededores se encuentran unas 500 variedades de pájaros y aproximadamente 40 tipos de mariposas. Esta gran variedad en una región tan pequeña es única en América del Sur.

Nos advirtieron del clima, caluroso, sofocante y húmedo, pero durante todo el día se mantuvo más bien templado (incluso fresco) y muy húmedo, tanto que apenas dejo de llover a cántaros.

Las actividades que se disfrutaron a plena lluvia fueron el rafting por el río que desciende hasta Mindo y la práctica de la tirolina, que mantuvo suspendidos en un cable de acero sobre la selva y a ciento cincueta metros del suelo a la mayoría de los expedicionarios que derrocharon adrenalina y ganas de empaparse.

Agotados regresamos a Quito, mañana hay que levantarse muy temprano será un gran día y por desgracia el último.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s