Día 21, 30 de agosto: Akdim, concierto de cierre de Vínculos 2012

Vínculos 2012, Marruecos llegaba a su fin y lo hacía con un último concierto en Akdim, a 9 kilómetros de Agoudal. Fue el último y también de los más intensos conciertos que la OCAS llevó a cabo en esta gira por Marruecos.

Concierto en Akdim

Akdim es un pueblo de características similares a las de Agoudal, una población en la que la “Asociación del Agua” (Jamaïat un aman) hizo llegar el agua al pueblo y ahora está luchando para que llegue a las casas. Esta asociación fue nuestro vínculo en el Atlas, una nueva cooperación que hace que la red de OCAS se multiplique en cada ocasión, en cada concierto, en cada una de las poblaciones en las que sus más de 40 miembros ponen sus pies.

En Akdim

Una parte de la Orquesta hizo la caminata a pie desde Agoudal a Akdim, una vez se había cargado el autobús con el equipaje para el viaje y una furgoneta con todos los instrumentos para el concierto. A Akdim llegamos a mediodía y niños y mayores se nos acercaban de nuevo para conversar, para jugar o simplemente para saludarnos y darnos la bienvenida.

Jugando

Jugando con un grupo de niñas y niños

Tomamos un té y unos frutos secos mientras un grupo de la zona nos amenizaba con su música. De nuevo la música hizo que los vínculos se estrecharan. Algunos miembros de la OCAS se incorporaron a la agrupación local para improvisar conjuntamente, mientras otra parte se unía al círculo para bailar al son de la música del típico baile de boda bereber. De nuevo fue muy intenso.

Actuación grupo local Akdim

Mientras esperábamos por la comida se improvisaron múltiples juegos con los niños y niñas y otra vez, más de uno tocó con sus manos, por primera vez, violines, violas, la batería, la trompeta, el piano… Instrumentos de los que salieron melodías más o menos afinadas.

Tras la comida, cous-cous con pollo, tocaba el concierto. Entre la tristeza propia de una actividad que finaliza y la alegría de la conciencia de un buen trabajo, la OCAS interpretó la Marcha Radeski, Adiós Nonino (con David, violinista, como solista), la Panderetera (con Iván -guitarra-, Sara -flauta-, Aitor -violín- y María -mandolina-) o Matazma i Chaján (con el grupo Tasutá n’imal) entre otras obras ante, de nuevo, un nuevo público masculino.

Público infantil

Otra vez vivimos las diferentes actitudes de cada género ante nuestra música, otra vez observamos cómo, los 30 metros a los que las mujeres comenzaron a escuchar el concierto fueron, poco a poco, convirtiéndose en apenas 5. Estas mujeres disfrutaron de la música, lo veíamos en sus gestos, en las miradas de complicidad con las que nos observaban, eso sí, siempre alejadas de los hombres.

Público en el concierto de Akdim

De nuevo la dirección orquestal de Manuel Paz consiguió implicar a la población en nuestra música; logró que los habitantes de Akdim acompañaran con las palmas cada una de las piezas interpretadas; implicó a niños, niñas y mayores  “llevando la batuta”; hizo que Luisfer, Lucía y María bailaran el Mambo con cerca de un centenar de adolescentes y menores…

Rico mambo

El cierre de la jira no pudo ser en mejor entorno y el proyecto Vínculos de nuevo volvió a adquirir sentido en un lugar en el que jamás había actuado una orquesta sinfónica y en donde grandes y mayores disfrutaron, y mucho, de una música que no habían escuchando nunca y menos en directo. Fue realmente intenso.

Habíamos dejado nuestras maletas en el autobús así que, una vez terminado el concierto, iniciamos nuestro regreso a España tras una larga despedida del público. Se sucedieron besos, estrechamiento de manos, abrazos y el deseo de nuestro regreso en próximas ediciones de Vínculos.

En Akdim se daba por finalizado Vínculos 2012 confiando en una edición 2013 por lo menos igual que la de este año.

Una vez en el autobús nos esperaba un largo viaje de 15 horas que nos haría atravesar por completo el Atlas para llegar al puerto de Tánger y coger el ferry a las 12 de la mañana. La carretera no fue fácil y tampoco lo fue el número de horas de autobús, pero para la OCAS nada es imposible. Eso sí, en el pasillo del autobús no cabía nadie más y las posturas para dormir fueron de lo más variopintas. Es una pena no tener una fotografía que muestre el espectáculo 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s