CONCIERTO FAMILIAR de Año Nuevo. 2013. La música, con humor entra.

03.01.13- ALBERTO PIQUERO | EL COMERCIO DE GIJÓN.

El concierto familiar de Año Nuevo en el Jovellanos deleitó a niños y grandes

concierto-07.jpg

Reservó el Teatro Jovellanos para el segundo día de 2013, el concierto familiar de Año Nuevo, con los mismos protagonistas musicales de la víspera, la Orquesta de Cámara de Siero, bajo la batuta de Manuel Paz, y el añadido de un guión teatral de Higiénico Papel, escrito por Laura Iglesia e interpretado en sustitución de Félix Corcuera -los excesos de la Navidad, se ironizó en la presentación- por Pedro Durán, el conocido Petiso de la TPA.
Y la buena música, se unió a un humor a raudales, en el que tuvieron papel principal los chiquillos asistentes, pues no sólo desfilaron por los pasillos al compás de la Polca del ferrocarril, de Eduard Strauss, sino que los más atrevidos incluso empuñaron la batuta dirigiendo marchas triunfales.
El programa varió levemente respecto al concierto tradicional del 1 de enero, haciéndose más breve y juguetón. Pero mantuvo las esencias, comenzando con la Danza del Molinero, de Manuel de Falla, que le permitió a Pedro Durán vestirse de faralaes y hacer un remedo de Lola Flores.
Le siguió el Mambo nº 8, de Pérez Prado, y ahí se marcó una chiquilla un bailongo en el escenario junto al actor.
Tras la Polca del Ferrocarril, la del Jockey, pasando de Eduard a Josef Strauss, y Pedro Durán cabalgando un cepillo de barrer. Bajo truenos y relámpagos, de Joahnn Strauss II, a la luz de un candelabro, sirvió para rendir merecido homenaje a los técnicos del Jovellanos.
En sentido probablemente inverso, El Danubio Azul favoreció una pantomima interpretada al alimón por Manuel Paz y Pedro Durán -qué gran actor han perdido las tablas, a causa de la dedicación exclusiva del primero al mundo de la música-, traduciendo del alemán a lenguas romances el notable incomodo que produce a la cultura esta maldita crisis ‘strujen bolsillos’, Ángela Merkel de por medio.
Naturalmente, nadie se quedó sin su ración de la Marcha Radetzky, que se ensayó con celo previamente en su batir de palmas.
La Orquesta de Cámara de Siero, buen humor aparte, dejó constancia en las dos fechas sucesivas de su crecimiento cuantitativo y cualitativo, desde las acuarelas que dibujó con el Intermezzo de la Cavalleria Rusticana, a los ritmos trepidantes de la polca o el can-can, desembocando en la sutileza del vals.A modo de regalo, el estreno de la versión que ha hecho Flores Chaviano del Danzón de Eliseo Grenet. Aplaudidísimos en las dos sesiones.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s