Nuevos horizontes musicales para Siero

nuevos-horizontes-2

La Orquesta de Cámara local y el Coro de Voces Blancas del Nalón completan una exitosa gira por Estados Unidos, con conciertos en Washington y Nueva York. Pola de Siero, Franco TORRE
La Orquesta de Cámara de Siero (OCAS) va camino de convertirse en la mejor embajadora del cuarto concejo. La formación musical, que apenas unos meses atrás sacudió Youtube con una actuación improvisada en el aeropuerto de Heraklion (Grecia), ha completado una exitosa gira por Estados Unidos que les llevó a tocar en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La formación sierense llegó a tierras estadounidenses el viernes 28 de febrero. Allí, la OCAS actuó en la “Sala de las Américas”, en la sede de la Organización de los Estados Americanos. “Fue todo muy bien, la sala se quedó pequeña”, declara el director de la OCAS, Manuel Paz, quien detalla que para ese recital la orquesta interpretó un repertorio en el que se mezclaron piezas españolas, asturianas e iberoamericanas.

José Andrés

El domingo, los sierenses se unieron a otro asturiano, el cocinero José Andrés, para rodar un “flashmob” (una actuación organizada en un lugar público) en Dupont Circle, un cruce en el que se instala un emblemático mercado para granjeros de la capital estadounidense. Un enclave en el que los sierenses, a los que acompañaba el cantante de tonada Fernando Valle Roso, interpretaron el “Concierto para cocina y orquesta” de Alberto Lozano.

“José Andrés es muy simpático, y se mostró muy amable con todos nosotros. Sacó uniformes de cocinero para todos los miembros de la orquesta. Fue muy divertido”, sostiene Paz. Como colofón, el cocinero invitó a comer a los 53 componentes de la OCAS.

Tras esta experiencia, los sierenses pusieron rumbo a Nueva York, donde se reunieron con el Coro de Voces Blancas del Nalón, formación dirigida por Óscar Allen, y con la que completó dos actuaciones en la “Gran Manzana”: la primera en la sede de la ONU y la segunda en el Museo del Barrio.

Durante sus primeros días en la ciudad, las dos formaciones se dedicaron a los ensayos, acompañadas además por la soprano Vanessa del Riego y por el clarinetista Andreas Prittwitz. El concierto de la ONU se enmarcó en el programa de los actos vinculados al Día Internacional de la Mujer, que duraban varios días. El concierto se celebró, de hecho, el 6 de marzo.

“Fue muy sorprendente. Había muchísima actividad, y la mayor parte de las salas estaban ocupadas con algún acto. Nos asignaron un auditorio pequeño, y tuvimos que convertir todo el espacio, incluido el patio de butacas, en escenario, porque con el coro éramos 85 personas tocando”, explica Paz. “Pero al final quedó muy bien. El público quedó encantado, también por la cercanía con los músicos”, añade.

Al día siguiente, sierenses y langreanos cerraron su periplo americano con un último recital en el Museo del Barrio, un centro cultural localizado en Harlem y dedicado a la cultura hispana. “Ese sitio es una maravilla, tiene una vida cultural impresionante. Y el trato que nos dieron fue fabuloso”, explica Paz. Un gran colofón para un viaje memorable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s