Éxito de la OCAS en Melres, un lugar para volver – 16/08/2014

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El día anterior no había sido posible hacer el ensayo con toda la orquesta, así que después del desayuno empezó el ensayo general que, al final, se extendió durante toda la mañana.

Ensayo matinal en Espinho

 

El concierto de la tarde, en Melres, era importante, así que había que dejar todo listo. La intención era salir pronto hacia esta localidad del municipio de Gondomar, para comer allí y dar un paseo hasta el río antes de la prueba y del concierto, pero los planes no salieron como estaban planificados.

 

En una estrecha calle de Espinho, cerca de la playa, un coche francés, muy mal aparcado, imposibilitó que nuestro Alcotán, con Antonio a su mando, pudiera girar. Casi una hora y media de más tarde conseguíamos salir de Espinho, una vez los dos municipales y su grúa, lograron apartar el coche causante del delito.

Atrapados en Espinho

Una vez en Melres, todo empezó a salir fenomenal. Comimos en el bar de la Banda Municipal de Melres y además, la organización nos invitó a cenar y eso que no era lo previsto. La comida nos supo a gloria bendita y las personas que nos atendieron fueron totalmente encantadoras.

 

 

Local Banda Musical de Melres

Descargando instrumentos en Melres

Después de comer la competición estuvo servida con algunas partidas de futbolín y también con un paseo hasta el río, en el que hubo quien se dio un chapuzón, con la sorpresa de la agradable temperatura del agua (alrededor de los 23 grados).

El río Duero a su paso por Melres

La prueba de sonido empezaba a las 6 de la tarde en un auditorio espectacular y totalmente inesperado para una localidad que no cuenta con 4.000 habitantes.

Auditorio Banda Municipal Melres

 

Las instalaciones y la puesta en marcha de la Banda y la Escuela de Música son posibles gracias a las aportaciones económicas del presidente António de Sousa Mota, abogado e industrial afincado en Brasil.

En la prueba de sonido

El concierto de la OCAS se integró en los actos de conmemoración de los 500 años de la freguesía de Melres y fueron posibles a Rodrigo Orviz, clarinetista de la OCAS que desde hace dos años es segundo clarinete de la Banda Musical de Melres y al Director de la Banda, el Maestro José Carlos Ferreira.

El auditorio de la  Banda de Melres

El concierto daba comienzo a las 7 de la tarde con el patio de butacas bastante lleno. Era la primera vez que en Melres tocaba una orquesta con cuerda y la expectación era grande. Desde la primera obra la conexión entre el público y la orquesta se hizo evidente.

En el Concierto

La participación del público fue total y hay que reconocer que la calidad del “órgano humano” de la Nana de Brahms fue de lo mejor que la orquesta escuchó en los últimos años.

Órgano humano en la Nana de Brahms

 

El concierto fue un gran éxito que acabó, de nuevo, con el público en pie. Las felicitaciones no se dejaron esperar ni tampoco las ideas de futuros proyectos de colaboración entre la orquesta y la banda.

Foto tras el concierto

Tras el concierto, la organización nos invitó a una deliciosa cena que fue el colofón de un magnífico día en el que Melres y la hospitalidad de sus habitantes enamoraron a la OCAS.

Los dos maestros: Manuel Paz y José Carlos Ferreira

Los dos maestros: Manuel Paz y José Carlos Ferreira

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s