Archivo de la etiqueta: Milán

Huellas milanesas grabadas a flor de piel

Milán ha dejado una gran huella en la práctica totalidad de miembros de la OCAS. Es una huella profunda, que hasta penetra la piel y te conmueve, te eriza, casi te convulsiona… Una huella que deja huella, esperemos que no sea indeleble.

Porque se pueden contar con los dedos de una mano las personas que aún no tienen ni una sola picadura de mosquito tigre.

Se pueden ver brazos, piernas, espaldas, cuellos e incluso algún rostro con bultitos sonrosados, en el mejor de los casos. En algunos casos con una distribución geométrica que podría ser hasta estética, si no fuera por los picores.
A día de hoy raro es el bolso en el que no hay un repelente tropical, un after bite, una pomada calmante u otro ungüento para aliviar o proteger de las picaduras.

Desde la OCAS queremos hacer un aviso general a quien venga a Milán para que tenga en cuenta esto, para que no se vea sorprendido por estas huellas milanesas grabadas en la piel. Aunque el único remedio contrastadamente infalible es ponerse un traje buzo, las aletas sí son prescindibles.

Huellas Milanesas

En Milán, segundo éxito de la OCAS – 18 de Julio

Amanecíamos en Milán como si lleváramos un mes de viaje, con un largo día de trabajo por delante.

A las 11:30 empezaban los ensayos de cuerda y a las 12:00 era el turno del parcial de viento para dar los últimos retoques.

Ensayo con Andreas

Ensayo vientos

Había que hacer algunos retoques y ese tiempo, hasta la comida, fue muy útil.

A las 2:30 salíamos para la prueba de sonido con una temperatura de 37 grados y con dudas de nuestra capacidad de convocatoria, siendo el concierto a las 5 de la tarde, con un sol de justicia.

El concierto tendría lugar en Palazina Liberty, una preciosa sala acristalada con una acústica espectacular. Este edificio está situado en el Parque Vittorio Formentano.

Palazzina Liberty

La crónica del concierto es esta:

Segundo éxito de la OCAS en Milán con el Proyecto Vínculos 2015

El pasado sábado la Orquesta de Camara de Siero actuó en la sala de Conciertos de la Palazina Liberty, un precioso edificio acristalado, ubicado en el centro del parque , con unas magníficas condiciones acústicas.

Andreas Pritzwitz hizo gala, de nuevo, de un gran virtuosismo y calidad musical fusionando temas de diferentes épocas con el jazz y el blues. Todo un placer para los oídos y también la vista, con las danzas del Balleto di Siena.

Concierto en Palazzina Liberty

La acústica de la sala permitió disfrutar de la cálida voz de la soprano Candela Scalabrini que interpretó tres preciosos temas con gran calidad: Stabat Matter de Pergolessi, Hoy comamos y bebamos y In Furore de Vivaldi.

Candela Scalabrini

Los aplausos al finalizar el espectáculo fueron largos y el público quedó con ganas de seguir escuchando música, pero el repertorio ya había dado fin tras casi una hora y media de música.

Concierto en Palazzina Liberty

En su segundo concierto de #Vínculos2015, en Milán, la OCAS volvía a cosechar un nuevo éxito, tras el del día anterior en Malnate.

Finalizado el concierto seguimos una costumbre de Milán: Tomar el aperitivo. Pides una consumición y puedes comer de toda la variedad de bandejas que ponen a tu disposición: pizza, cuscus, ensalada, zanahoria y un largo etcétera de opciones.

Después, con nuestro Alcotán de Asturias Paraíso Natural, fuimos hasta el centro de la ciudad con distintos planes. Comer un exquisito helado italiano fue una de las alternativas más secundadas.

Pasadas las 12:30 del ya 19 de julio, llegábamos al hotel para descansar de otro intenso día en #Vínculos2015 en Italia

Empieza #Vínculos2015: Rumbo a Italia – 14 y 15 de julio

Martes, 14 de julio de 2015 a las 16:30 horas. En ese momento, en Oviedo, se daba el pistoletazo de salida a Vínculos 2015, rumbo a Italia.

Empieza Vínculos 2015

Empieza Vínculos 2015

Tras recoger los instrumentos y a una buena parte de la orquesta en Lugones y después en Gijón, Santander y Bilbao no nos quedaba otra que rodar kilómetros y kilómetros.

Miércoles 15. A las 10:30 de la mañana llegábamos a Niza un poco maltrechos por las horas de autobús, pero nada que no pudiera solucionar un buen desayuno, unos paseos por la cuidad y el castillo, un baño en las azules claras de la playa o una pequeña ruta hasta Villefranche-sur-Mer.

Playa de Niza

Playa de Niza

Había que esperar las 9 horas reglamentarias de descanso de los conductores. Nuestra breve estancia en Niza sirvió para volver “nuevos” al autobús y afrontar los últimos kilómetros hasta el lugar de nuestra primera etapa: Milán, pero eso no sucedería hasta el día siguiente, el jueves, 16 de julio, pasadas la 1:30 de la madrugada.